Museo de Ciencias Naturales de Miramar

Museo de Ciencias Naturales de Miramar

martes, 22 de diciembre de 2020

Se creará una Estación Científica en Centinela del Mar.






La Fundación Azara firmó un convenio con el municipio de General Alvarado para el establecimiento de una Estación Científica de Centinela del Mar, la cual funcionará como anexo del Museo de Ciencias Naturales de Miramar “Punta Hermengo”. Tendrá la finalidad de estimular la investigación científica, la educación ambiental y la conservación del patrimonio natural y cultural de la región costera bonaerense.

Más de cien investigadores del CONICET y de diversas universidades del país prestaron su aval técnico para la creación de esta nueva área protegida. Marcos Cenizo, coordinador desde 2012 del Proyecto Reserva Natural Centinela del Mar e investigador de la Fundación Azara, comentó que esta área tiene una gran relevancia de distintos puntos de vista. “Por un lado, desde el punto de vista de la conservación de la diversidad. Allí, aún se preserva una buena representación de los ambientes naturales del sistema de dunas austral bonaerense”, señaló a la Agencia CTyS-UNLaM. Y agregó: “El área sirve de refugios para varias especies amenazadas, raras, incluso endémicas que solo habitan en las dunas bonaerenses”.

Cenizo aseveró que, “por otro lado, es un sitio de gran relevancia desde el punto de vista arqueológico, porque allí se han encontrado cuerpos de antepasados datados en torno a los 7.000 años, así como tumbas colectivas, como el famoso túmulo del Malacara, un enterratorio colectivo donde se encontraron trece cuerpos datados en unos 2.500 años de antigüedad”. Asimismo, según los especialistas, Centinela del Mar tiene un enorme valor paleontológico. 

“En las prospecciones que hemos realizado durante los últimos 20 años, en solamente dos de los 23 kilómetros de acantilados que se preserva allí, se ha encontrado una gran diversidad de fauna que vivió durante los últimos dos millones de años; hasta el momento, hemos podido determinar la presencia de más de 60 especies de vertebrados, permitiéndo acceder a un conocimiento más completo sobre la composición y dinámica de las comunidades que habitaron esta región durante el Pleistoceno, lo cual es bastante inusual en el registro fósil”, destacó.

Más allá del valor ecológico, arqueológico y paleontológico, Cenizo indica que la protección de este sitio tendría también ventajas desde el punto de vista de la sustentabilidad económica: “La preservación de los procesos de intercambios de arenas entre dunas y playas permite la renovación natural de las arenas en las playas que hoy tienen uso turístico. Esto minimiza la necesidad de construir escolleras y realizar refulados para recuperar arenas”.

El director del Museo de Ciencias Naturales de Miramar “Punta Hermengo”, del cual dependerá la nueva Estación Científica, Daniel Boh, afirmó que “este espacio brindará soporte logístico a las iniciativas científicas con base en el estudio y conservación de la biodiversidad y el patrimonio costero, y también contará un pequeño centro de interpretación destinado a las ciencias naturales, a la paleontología, arqueología, geología y a la flora y fauna actual; asimismo, habrá un pequeño espacio para la historia y exposiciones”. “En el edificio, habrá habitaciones disponibles para albergar a investigadores; ya hay una lista de especialistas interesados, tanto del CONICET como de universidades”, precisó a la Agencia CTyS-UNLaM.

El investigador Cenizo comentó que “las amenazas en centinela del Mar son las mismas que en todo el litoral de la provincia de Buenos Aires: una de ellas es la forestación con especies exóticas, principalmente con pinos y eucaliptus, los cuales fragmentan o degradan estos ecosistemas de dunas; también, la extracción de arena; el transito no controlado de vehículos en playas y dunas; la urbanización de forma caótica, la cual también fragmenta estos largos pero estrechos ecosistemas costeros naturales”.

En la provincia de Buenos Aires, hay dos áreas de dunas: una oriental, que va desde el norte del Mar del Plata hasta Punta Rasa; y otra austral, que se extiende desde Miramar hasta aproximadamente Punta Alta”. Según indicó Cenizo, “la barrera de dunas oriental tiene varias zonas protegidas, pero esto no ocurre en la barrera austral, por lo que la incorporación de esta área protegida sumaría una buena superficie de ambientes naturales a este sistema”.

Con el establecimiento de la futura Estación Científica, se habrá dado un importante paso adelante en el reconocimiento del valor ambiental, paleontológico y arqueológico existente en las dunas y acantilados de Centinela del Mar. Diversas instituciones nacionales e internacionales ya han prestado su apoyo para la declaración de esta nueva Reserva Provincial que protegería unos 23 kilómetros de costas, ubicados entre el arroyo La Nutria Mansa y hasta el paraje Rocas Negras, en la localidad de Mar del Sud.

http://www.museodemiramar.com.ar/museodemiramar/naturales/principal.htm 

lunes, 21 de diciembre de 2020

Smilodon o tigre dientes de sable.


Este maravilloso animal que camino en nuestra zona hace varios miles de años, es además el emblema de nuestra institución, debido a los magnificas evidencias fósiles encontradas en nuestra ciudad.

El tigre dientes de sable fue uno de los grandes triunfos evolutivos de los mamíferos depredadores. Smilodon significa “dientes de sable”, característica que evidencia su acentuada especialización en la cacería de presas grandes, como el megaterio y el mastodonte, enormes mamíferos hoy desaparecidos.

El primer hallazgo de un smilodonte en nuestro país fue realizado por el naturalista Francisco Javier Muñiz en 1844, en la barranca del Río Luján. En 1842 un paleontólogo danés, Peter Lund, halló fósiles en unas cavernas del sur brasileño. El Smilodon superaba el peso y tamaño que el león actual; sin embargo, sus proporciones corporales diferían de las de cualquier félido moderno.

Las extremidades posteriores del Smilodon populator eran más cortas y robustas, su cuello proporcionalmente más largo, y el lomo más corto. La extraordinaria peligrosidad de este félido se debía al gran desarrollo de la parte anterior de su cuerpo y al tamaño asombroso de sus caninos superiores, que llegaban a sobresalir más de quince centímetros.

A diferencia de la mayoría de los félidos, tenía un rabo corto, como el lince o el gato montés actual. Todo su cuerpo tenía una estructura poderosa y los músculos de los hombros y del cuello estaban dispuestos de tal manera que su enorme cabeza podía lanzarse hacia abajo con gran fuerza.

Las mandíbulas se abrían formando un ángulo de más de 120 grados, permitiendo que el par de los inmensos dientes de sable que tenía en el maxilar superior se pudiera clavar en sus víctimas. Los dientes de sable eran ovales en sentido transversal, lo que aseguraba una mínima resistencia cuando se hundían en su presa. También estaban aserrados por el extremo posterior, permitiendo atravesar la carne de la víctima con mayor facilidad.

Así vivió desde hace un millón de años, hasta que la llegada del hombre y la desaparición de las grandes presas provocó a su vez la extinción del tigre dientes de sable hace apenas unos 8000 años. 

En el año 2015,  Mariano Magnussen del laboratorio paleontológico del Museo de Ciencias Naturales Punta Hermengo de Miramar, descubrió un sitio paleoicnologico en esa ciudad. Se identificaron las pisadas de un gran tigre dientes de sable, las cuales fueron recuperadas junto a  Daniel Boh, de la misma institución. Recientemente (2018) se presentó esta nueva icnoespecie como Felipeda miramarensis, únicas en el mundo.

Mas info en http://www.museodemiramar.com.ar/museodemiramar/naturales/paleontologia.htm

viernes, 18 de diciembre de 2020

Los mamíferos marsupiales.



Es común referirse con cierto desprecio a las comadrejas, especialmente si se tiene un gallinero en pleno campo. Lo que pocos saben es que estos animales ya convivían con los dinosaurios y llegaron a nuestros días casi sin cambios.

La comadreja o zarigüeya es un marsupial, o sea parte de una gran familia de mamíferos cuya particularidad más evidente es la de poseer una bolsa (marsupio) en donde su cría termina de desarrollarse; a diferencia de los mamíferos placentarios, cuyos vástagos evolucionan completamente dentro del útero materno y nacen prácticamente listos para la vida. En este último grupo están casi todos los mamíferos conocidos, incluyendo el ser humano.

En Australia, un lugar muy particular, los marsupiales tienen formas muy diversas, desde los canguros, koalas, wombats o los recientemente extinguidos lobos marsupiales. Este desarrollo fue posible debido a que aquel continente permaneció aislado por millones de años, permitiendo la evolución de estos seres.

Sólo la llegada de los primeros hombres a dicha isla hace 50.000 años, provocó quizás, la extinción de algunos de ellos. En el continente Sudamericano los marsupiales tuvieron un desarrollo parecido, debido a que el mismo fue una isla durante 60 millones de años.

Casi al mismo tiempo que desaparecían los dinosaurios, se termina de separar de Australia y Antártida. Esto permitió un desarrollo particular de su fauna, que fue diversificándose y en ciertos casos, especialmente los herbívoros, alcanzaron grandes dimensiones. En ese panorama los carnívoros eran escasos y representados por algunas aves corredoras de casi dos metros de alto y los marsupiales cuyas formas fueron variadas.

Leer más en http://www.museodemiramar.com.ar/museodemiramar/naturales/naturales01.htm

jueves, 17 de diciembre de 2020

Visitando el Centro Cultural La Lagartija en Centinela del Mar.

 

En La Lagartija, con el amigo Carlos Canelo, con quien seremos vecinos en la localidad de Centinela del Mar, cuando se termine de acondicionar el edificio para la Estación Científica. Una charla siempre interesante, que seguiremos en otras oportunidades. En la foto, Daniel Boh, Mariano Magnussen, Adrián Giacchino y Carlos Canelo.

El último gran predador - Pumas en Centinela del Mar.

 



Nos llegan nuevas evidencias de la presencia de pumas (Puma concolor) en las proximidades de los arroyos Malacara y La Nutria Mansa (límite NO de la futura RN Centinela del Mar).

Las huellas fueron registradas por nuestra colaboradora Patricia Conti en junio de 2019 y se suman a los registros obtenidos durante 2003, 2008 y 2012 en varios sectores de la reserva proyectada.

Es una gran alegría saber que al menos ocasionalmente, el último gran predador de la provincia de Buenos Aires nos visita.

Gracias Patricia! – Fuente; Proyecto Reserva Natural Centinela del Mar (en Facebook)


miércoles, 16 de diciembre de 2020

El Toxodonte. Un gigantesco y grotesco mamífero herbívoro en el Museo de Ciencias Naturales de Miramar.

 

Su nombre significa "diente de arco", y fue un habitante común en los pantanos que existieron en el Partido de General Alvarado.

El aislamiento geográfico de América del sur, permitió el desarrollo gradual de mamíferos muy extraños, los cuales se diversificaron ocupando  distintos ambientes. El Toxodon llego a medir unos 3 metros de largo y una masa estimada de una tonelada. El cráneo de este animal tiene un tamaño de 70 centímetros y sus mandíbulas provistas de incisivos de crecimiento continuo, cuyos esmaltes se representan en fajas longitudinales.

Se asemejaban a los actuales hipopótamos y rinocerontes, pero sin parentesco alguno, es otro ejemplo de evolución paralela o convergencia adaptativa, es decir, cuando dos especies totalmente aislados comparten nichos ecológicos similares, desarrollando algunos rasgos morfológicos notablemente parecidos.

Su hábitat estaba conformado por llanuras abiertas y frondosos pantanos, alimentándose principalmente de vegetales, los cuales, podían ser extraídos con sus mandíbulas en forma de "pala". Otros autores sostienen que se tratan de animales de condiciones semiáridas, ya que se han reportado en sedimentos de origen eólico del Pleistoceno tardío, como por ejemplo: en la localidad de Sayape, Provincia de San Luis y Caleufu en La Pampa.

Así mismo, en la localidad de Tres Arroyos en la Provincia de Buenos Aires se ha descubierto la presencia del genero Toxodon asociado a restos culturales en un sitio Arqueológico, cuya antigüedad se remonta a unos 8500 años antes del presente.

También, se dio a conocer en el año 1916, el hallazgo de un fémur de Toxodon con una punta de proyectil incrustada en él, descubierta en la ciudad de Miramar y generando hasta nuestros días notables polémicas entre la comunidad científica, considerado un fraude de la época. Este género tiene una amplia distribución estratigráfica ya que se extiende desde el Plioceno tardío hasta el Holoceno temprano. PaleoArte en el Museo.

Mas info en http://www.museodemiramar.com.ar/museodemiramar/naturales/paleontologia.htm


lunes, 14 de diciembre de 2020

PaleoArte en el Museo.

 

En este caso, una de las tantas ilustraciones realizada por Daniel Boh, coordinador de la institución. Recrea la teoría de Ameghino sobre la coexistencia entre humanos y la extinta megafauna, la cual fue rechazada en la primera década del siglo XX. Paso un poco más de medio Siglo, y estas ideas fueron aceptadas, por medio de  numerosos hallazgos en distintas partes de América, en especial, las pampas Argentinas.

Mas info en http://www.museodemiramar.com.ar/museodemiramar/naturales/arqueologia.htm


miércoles, 2 de diciembre de 2020

Otro de los fabulosos hallazgos paleontológicos en Miramar.

 

Hace unos años, se dio a conocer el hallazgo y estudio de una antigua madriguera de 2,5 millones de años antes del presente, donde se recuperaron numerosos restos fósiles de animales, algunos ya extintos. El hallazgo fue realizado en la ciudad bonaerense de Miramar.

Las investigaciones realizadas por Marcos Cenizo de la Fundación Azara, Universidad Nacional de La Pampa y Universidad Maimónides, junto a Esteban Soibelzon del Museo de La Plata, y Mariano Magnussen Saffer del Museo Municipal Punta Hermengo de Miramar, dieron a conocer un conjunto de fósiles inusuales encontrados dentro de una madriguera de finales del Plioceno en la ciudad de Miramar, Provincia de Buenos Aires, y publicada días atrás en la prestigiosa revista científica Historical Biology, An International Journal of Paleobiology.

Ver más en http://www.museodemiramar.com.ar/museodemiramar/naturales/naturales17.htm

Hallan en Miramar fósiles de cuatro perezosos de más de 100.000 años








Recordando la nota de Clarín. Creen que con todos los restos encontrados podrían armar al menos un ejemplar completo de este animal.

Restos fósiles de al menos cuatro perezosos (Lestodon armatus) fueron hallados cerca del muelle de pescadores de Miramar y los expertos estiman que podrán armar al menos un ejemplar completo de esta especie, que habitó la región hace algo más de 100 mil años.

La excavación se realizó recientemente en un lugar que fue un bañado alimentado por un arroyo -ya desaparecido- y a kilómetros de la actual línea costera, donde en unos pocos metros se recuperaron los fósiles de esos animales, dijeron durante la presentación del hallazgo directivos del museo municipal "Punta Hermengo".

Las mandíbulas, fémures enormes, falanges, vertebras, costillas, sacros, pelvis y otros fósiles de al menos cuatro nuevos ejemplares encontrados, sumados a los que ya tenía el museo, permitirían armar un ejemplar bastante completo.

l perezoso, que tenía 1,80 metro de alto y 4 de largo y una masa corporal de 3,5 toneladas, "era un gran herbívoro, que recogía su comida a orillas de los pantanos o cauces fluviales, y el tercer animal continental de mayor tamaño" después del Megatherium (otro perezoso) y del Stegomastodon (elefante sudamericano)", explicó el técnico Mariano Magnussen.

Las tareas de excavación se realizaron a pocos metros del muelle de pescadores y la zona céntrica de la ciudad, en donde se observaban pequeñas "manchas negras".

Ver más info en https://www.clarin.com/sociedad/hallan-miramar-fosiles-perezosos-100-000-anos_0_ByeUxHNpx.html?fbclid=IwAR1eYZeebZ4beF-zLvIIFNfyOIaE2cx5LT3cZsSLt1V6ldodj8p_HSnYd90

Creen que con todos los restos encontrados podrían armar al menos un ejemplar completo de este animal.

Restos fósiles de al menos cuatro perezosos (Lestodon armatus) fueron hallados cerca del muelle de pescadores de Miramar y los expertos estiman que podrán armar al menos un ejemplar completo de esta especie, que habitó la región hace algo más de 100 mil años.

La excavación se realizó recientemente en un lugar que fue un bañado alimentado por un arroyo -ya desaparecido- y a kilómetros de la actual línea costera, donde en unos pocos metros se recuperaron los fósiles de esos animales, dijeron durante la presentación del hallazgo directivos del museo municipal "Punta Hermengo".

Las mandíbulas, fémures enormes, falanges, vertebras, costillas, sacros, pelvis y otros fósiles de al menos cuatro nuevos ejemplares encontrados, sumados a los que ya tenía el museo, permitirían armar un ejemplar bastante completo.

l perezoso, que tenía 1,80 metro de alto y 4 de largo y una masa corporal de 3,5 toneladas, "era un gran herbívoro, que recogía su comida a orillas de los pantanos o cauces fluviales, y el tercer animal continental de mayor tamaño" después del Megatherium (otro perezoso) y del Stegomastodon (elefante sudamericano)", explicó el técnico Mariano Magnussen.

Las tareas de excavación se realizaron a pocos metros del muelle de pescadores y la zona céntrica de la ciudad, en donde se observaban pequeñas "manchas negras".

Ver más info en https://www.clarin.com/sociedad/hallan-miramar-fosiles-perezosos-100-000-anos_0_ByeUxHNpx.html?fbclid=IwAR1eYZeebZ4beF-zLvIIFNfyOIaE2cx5LT3cZsSLt1V6ldodj8p_HSnYd90