Museo de Ciencias Naturales de Miramar

Museo de Ciencias Naturales de Miramar

sábado, 31 de agosto de 2019

Museo de Ciencias Naturales de Miramar. Antecedentes, origen y fundación.

 

En febrero de 2019, la Municipalidad de General Alvarado y la Fundación Azara firman el convenio para la creación del Museo de Ciencias Naturales de Miramar “Punta Hermengo”, a partir de antecedentes y colecciones anteriores, dándole un nuevo espacio edilicio y separando las áreas de ciencias naturales e historia y tradición de la anterior institución, fundando así, su nueva ubicación en septiembre de 2019.
El nombre "Punta Hermengo" que acompaña a la institución, debe su origen a un accidente geográfico ubicado sobre la costa, a unos pocos metros de la entrada al vivero y del muelle de pescadores,  conocido desde el siglo XVIII por distintos navegantes europeos.

El mismo fue colocado por el Padre Jesuita Joseph Cardiel, el 28 de mayo de 1748 como de “San Hermenegildo”. En 1798 figura como “Pta. De S. Hermeneg” y posteriormente se le eliminaron otras letras quedando con su denominación actual, ósea, Punta Hermengo.
El museo es el organismo encargado de controlar los yacimientos paleontológicos y arqueológicos locales protegidos por una Ordenanza Municipal desde 1988. Los fines de la institución están orientados a la educación, a la conservación del medio ambiente y a la investigación científica. El museo tiene la función de resguardar el patrimonio natural y colectivo de la región.
El Museo y su origen.
Comenzado el siglo XX José María Dupuy (hijo) asumió como Subprefecto de nuestra ciudad. Su función principal era la seguridad marítima y de los bañistas que llegaban a nuestra ciudad para pasar sus vacaciones.
Su amistad con el viajero naturalista Lorenzo Parodi hizo que se contactara con las más importantes personalidades científicas de su época, de lo cual existe una interesante documentación. El mismo Parodi poseía una "chacra-museo" en lo que es hoy día la Diagonal R. Mitre. Dupuy dejó su cargo en 1930 y se trasladó a Quilmes llevándose su colección particular. Similar suerte corrió la colección de Parodi. Recién en la década de 1970, un grupo de entusiastas aficionados impulsó la idea del museo, que se concretó en 1973. Luego de un período de conflictos en el cual la mayor parte del material se pierde, en 1975-1976 la Municipalidad y una Comisión presidida por el Dr. Juan Manuel Duclós Peña y Roxana Sciorilli-Borrelli, solicitaron a las autoridades provinciales los edificios ubicados en el Vivero Dunícola "Florentino Ameghino", inaugurándose el Museo en 1977. 

Se le asignaron también cinco hectáreas para su parque propio y futuras ampliaciones, y luego el vivero pasó a la Municipalidad (1979). Hasta 1983 sobrevino otro lamentable retroceso para la institución y desde entonces se inició una lenta tarea de reconstrucción.
Recién entre 2012 al 2018 el Museo vuelve a tomar un gran impulso, no solo por la cantidad y calidad de sus hallazgos paleontológicos, sino por la transformación periódica de sus exhibiciones en el antiguo edificio, con textos y materiales pedagógicos, sino también por su presencia en medios de comunicación de todo el mundo.
Un nuevo perfil y un nuevo museo.
El hallazgo de las huellas fósiles de Felipeda miramarensis, un tigre dientes de sable del Pleistoceno, provoca un interés mundial de esta institución, como así también el interés desde la Municipalidad de General Alvarado en construir o trasladar a un lugar más apropiado el anterior “Área de Ciencias Naturales”.
 
Fue así que junto a la Fundación Azara, se decidió recuperar un antigua chalet dentro del mismo bosque del Vivero de Miramar, y poner en valor el edificio histórico y fundar así en septiembre de 2019, el “Museo de Ciencias Naturales de Miramar Punta Hermengo”.

Fundadores del Museo de Ciencias Naturales de Miramar;
Adrián Giacchino, Daniel Boh y Mariano Magnussen.