Museo de Ciencias Naturales de Miramar

Museo de Ciencias Naturales de Miramar

viernes, 1 de mayo de 2020

Rastros de Trilobites de 490 millones de años en los espigones de Miramar.




Las rocas que conforman los espigones o defensas costeras, naturalmente corresponden a un fondo marino de 490 millones de años. Para esa época, no había vertebrados. Uno de ellos, eran los Trilobites, antecesores de los artrópodos.

Estas rocas, colocadas artificialmente en nuestras costas o utilizadas para la construcción (conocida como piedra Mar del Plata), no posee cuerpos fósiles, pero si huellas o trazas de actividad de numerosos animales y plantas del Periodo Ordovícico, cuyos sedimentos  originales afloran en las canteras de roca cuarcitica de Batan y Chapadmalal.

Estos Icnofosiles (como se los llama en realidad) son muy conocidos desde hace décadas por los investigadores en distintas partes del mundo y en Argentina. El Museo de Ciencias Naturales de Miramar está haciendo un relevamiento de los mismos para obtener información del pasado biológico y geológico de nuestra región, y periódicamente les iremos contando algunas curiosidades que encontramos en nuestra zona. 

Rusophycus presente en rocas sedimentarias de facies marinas profundas, marina superficial, fluvial y lacustre. Es uno de los icnofósiles más representativos de la actividad etológica de trilobites si bien son realizados por una gran variedad de organismos.

Este icnofosil corresponde a trazas de reposo, al funcionar como cubil o madriguera. Algunos investigadores incluso han sugerido que pudieran tratarse de nidos excavados para depositar en ellos huevos. 

Han sido registrado en el Ordovícico temprano (480-490 millones de años) de la Cordillera Oriental, Puna, Sierras Subandinas, Precordillera, Ventania y Tandilia, en territorio Argentino y en otras partes del mundo.