Museo de Ciencias Naturales de Miramar

Museo de Ciencias Naturales de Miramar

sábado, 22 de febrero de 2020

Estrechan vínculos con el Museo de Ciencias Naturales de Miramar y la Universidad Nacional de San Luis.






Con el objetivo de iniciar actividades conjuntas, la Facultad de Ciencias Físico Matemáticas y Naturales (FCFMyN) de la Universidad Nacional de San Luis (UNSL) estrecha vínculos con el Museo de Ciencias Naturales de Miramar Punta Hermengo, una de las instituciones educativas y científicas más destacadas del país.

Un representante de la Secretaría de Innovación y Desarrollo (SEINDE) de la Facultad de Ciencias Físico Matemáticas y Naturales (FCFMyN) mantuvo una reunión con el director del Museo, Daniel Boh.

Este acercamiento fue motivado además por el reciente hallazgo de fósiles de dientes de un tiburón prehistórico de unos 10 mil millones de años, identificados en el registro paleontológico de la mencionada ciudad de la provincia de Buenos Aires.

Durante la reunión se dialogó sobre una posible firma de Convenio y de Actas Acuerdos por parte de las autoridades de la UNSL y del Museo de Ciencias Naturales, para realizar actividades conjuntas con la participación de profesionales de ambas instituciones.

Al respecto, el museólogo sostuvo: “Siempre nos interesan este tipo de relaciones, especialmente las que involucran el conocimiento y la investigación. Asimismo, por el simple hecho de compartir actividades de ciencia, algo que consideramos importante para el desarrollo del país y que tanto nos apasiona”.

Es importante mencionar que próximamente la SEINDE se pondrá en contacto a través de los investigadores de Facultad con los investigadores del Museo.

Entrevista a Daniel Boh

¿Cómo fue el proceso de investigación de los dientes fosilizados?
Este hallazgo de trata del Carcharodon carcharias, popularmente conocido como tiburón blanco. Nos basamos en unos ejemplares que teníamos en el museo y al ser un espacio nuevo se debían revisar, especialmente, junto a toda la colección de fósiles que tenemos. Los investigadores especializados se dieron cuenta que eran dientes muy raros y a partir de ahí, redactamos una gacetilla para que se conozca este descubrimiento en la sociedad, a través de los medios de comunicación. 

¿Existen posibilidades de encontrar más fósiles de esta especie en la zona?
Son una suerte de tesoro enterrado porque uno supone que están, pero después hay que encontrarlos. En esta oportunidad, los hallaron turistas de Miramar que recorren las costas y recogen todo tipo de material, pero ellos no sabían que tenían tanto valor.
¿Qué características tiene esta zona? Porque a fines de 2019 también encontraron 30 de piezas fósiles.

Es una zona de acantilados y hacia el norte del distrito, existen estratos más antiguos de aproximadamente tres (3) millones de años y hacia el sur van haciéndose más nuevos, con lo cual nos indica que los estratos van hundiéndose hacia el sur. En el norte, encontramos muchos restos durante una expedición y, es muy posible, que en cierto lugar hayamos encontrado huellas de animales de hace tres (3) millones de años. Parte del material ya fue visto, pero sigue en estudio porque uno hace paleontología general, pero es necesario que lo vea gente especializada.
Lo de las huellas se supo, en parte, que eran de un tigre extinto, ¿Ese fue el motivo para crear el museo?
Eso fue lo que dio el puntapié inicial para la creación de un museo referido a las ciencias naturales. Originalmente, contábamos con un museo multidisciplinario con las áreas de arqueología, paleontología, ciencias naturales en general y la historia local. Entonces, teníamos la necesidad de crear un espacio específico de ciencias naturales. 

Hace algunos años, aparecieron las huellas del tigre dientes de sable Smilodon. Son cuatro (4) huellas únicas en el mundo con características bastante raras. Es uno de los principales atractivos por su valor científico, para nosotros es un orgullo y un estandarte para el museo.
Con esta investigación, las autoridades locales mostraron mucho interés en el tema hasta que, finalmente, se logró junto a la Fundación AZARA inaugurar el Museo de Ciencias Naturales de Miramar. 

¿El museo cuenta con un laboratorio especial?
Exacto, y forma parte del recorrido del museo. Aquí los investigadores que vienen pueden trabajar cómodamente y el público que asiste tiene la posibilidad de observar cómo trabajan con los fósiles, también ver el proceso de limpieza y restauración. Además, algunas personas interesadas en el tema y futuros paleontólogos suelen acercarse a hacerles preguntas.

¿Los investigadores siguen una agenda de actividades para este año?
Nosotros trabajamos con la Fundación AZARA, que a su vez tiene convenio con CONICET, y los especializados en el tema son quienes vienen a hacer las investigaciones profundas sobre los diversos restos fósiles que tenemos. En el museo llevamos a cabo el trabajo preliminar para determinar algunas especies, y cuando tenemos dudas, quedan a resguardo para que los investigadores realicen su aporte. Prensa FCFMyN